Del papel al cuero del monedero

Hoy en nuestro blog os queremos explicar de manera resumida como se diseña nuestra monedero. Un proceso de diseño que pasa por varias manos, varias herramientas y que a partir del ensayo y error se intenta mejorar cada día.

Y es que una cartera de por si es pequeña ( y nosotros queremos que la nuestra sea la más pequeña y fina posible) y ello limita bastante el que quitar y/o añadir. Pero nosotros queríamos una cartera que pudiera guardar todos nuestros objetos del día a día y por eso nos propusimos hacer un monedero lo más fino y cómodo posible.

El principal reto para una cartera para una cartera fina es como diseñar un monedero que no aumente el tamaño y el grosor. Muchas marcas directamente eliminan el monedero y simplemente la cartera tiene capacidad para tarjetas y billetes (lo que comúnmente se llama billetera). Pero las monedas, al menos en España y en muchas otras partes del mundo, tienen mucho uso día a día, y el tenerlas sueltas por el pantalón no es la mejor opción.

Después de días y días y de ver decenas de opciones posibles diseñamos nuestro primer esbozo de la cartera, incluyendo el monedero:

Dos piezas de cuero diseñadas de manera milimétrica para que, a la vez que fueran finas, cerrasen de manera cómoda el monedero y no permitiesen que se escapasen las monedas al llevar la cartera en el bolsillo. Este este monedero ha ido mejorando y ahora mismo la forma cuadrada en vez de la triangular del principio todavía asegura más que las monedas no se salgan, en un proceso de diseño que llevamos desde Lucentu de mejora continua y que ha sido posible gracias a las opiniones de vosotros, los clientes.

Y es que con este diseño conseguimos la primera cartera reversible del mercado. El monedero es el único que se puede convertir en tarjetero si alguien no utiliza monedas. De esta manera la cartera con monedero se convierte en un billetero y viceversa, simplemente sacando la lengüeta hacia afuera, tal como se ve aquí:

Un diseño práctico, cómodo y que vamos mejorando día tras día. Primero, en el papel y luego en el ordenador para convertirse en una cartera de cuero real que muchos ya habéis comprado 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba